viernes, 17 de septiembre de 2010

Leyendas de Canarias (II): San Borondón, La Misteriosa

La isla Fantasma de San Borondón, es un misterio trasmitido desde generaciones en la zona de las Islas Canarias. Dicen que no hay isleño de Tenerife, La Palma, El Hierro o La Gomera que no haya creído ver alguna vez desde las cumbres de su propia isla.




“Las islas afortunadas” o islas Canarias son siete, pero sin embargo se habla de otra isla, la octava isla. Esta isla fantasma sería la isla de San Borondón o Saint Brandan de Clonfert. Saint Brandan de Clonfert fue un monje irlandés que vivió entre el 480 y el 576 d.C. Es el protagonista de esta misteriosa leyenda de la isla fantasma de Canarias.

Según el poema irlandés, Brendant era un monje de un condado irlandés de Kerry, llamado Tralee. Fue ordenado sacerdote el año 512 d.C. y se marchó junto a otros 14 monjes en una embarcación bastante frágil por el Atlántico. La leyenda narra las aventuras de los monjes, como recogieron otros tres monjes más a lo largo del viaje, como se encontraron con demonios que vomitaban fuego, con columnas de cristal flotante, con criaturas monstruosas de enorme tamaño.



Brendan y su grupo llegaron a una isla y desembarcaron. La isla estaba llena de todo tipo de árboles y vegetación. Los monjes celebraron misa y de repente la isla comenzó a moverse. Se trataba de una gigantesca criatura marina sobre cuyo lomo se encontraban los monjes. Una gran Ballena.

Después de atravesar muchas peripecias Brendan logro regresar a Irlanda. Esta leyenda dio origen a la creencia de que marinos irlandeses debieron alcanzar quizás las costas de Norteamérica, Terranova o Islandia u otras islas del Atlántico Norte en la Alta Edad Media.

Las Islas Canarias son conquistadas en el siglo XV y ya comienzan a contarse los relatos de la Isla Fantasma, la isla de San Borondón. Se contaba que la isla a veces se divisaba al oeste de La Palma, el Hierro y la Gomera. Cuando los navegantes o pescadores intentaban aproximarse a ella y se encontraban a la vista de sus costas, montañas o valles, la isla se veía envuelta por la bruma y la espesa niebla y desaparecía por completo. Esta isla fue relacionada con la mítica isla-ballena de San Brendan, que los canarios denominaron como “San Borondón”.



La leyenda siguió contándose de padres a hijos en la zona. No faltaron los relatos de marinos y navegantes que juraban haber desembarcado en “la isla fantasma”, y haberla recorrido antes de que volviera a desaparecer en le océano.

En algún tratado Internacional firmado por el Reino de Castilla, haciendo referencia a las Islas Canarias se hablaba de la soberanía de Castilla sobre “Las islas Canarias descubiertas o por descubrir” , por si acaso. La isla fantasma fue llamada según distintas versiones de la leyenda como: “Aprositus”, "la Inaccesible”, “Antilia” o “La isla de las siete Ciudades”, haciendo referencia a ciudades fundadas por siete obispos legendarios.

Se creyó a pies juntillas en su existencia, y no faltaron relatos detallados de algún que otro navegante que juraba haber desembarcado en la isla y haberla explorado antes de que volviera a hundirse en el Océano.



Lo cierto es que en los archivos de la Isla de El Hierro, del siglo XVIII aparecen las investigaciones oficiales realizadas por las autoridades de la Isla, en la que decenas de testigos afirman haber visto “La isla fantasma, San Borondón” desde las cumbres del Hierro. A raíz de esto partió de Santa Cruz de Tenerife una expedición en busca de “la isla fantasma”.

La leyenda de la octava isla fantasma, de San Borondón, sigue viva en el folklore popular Canario.

Y tanto es así, que un 18 de Octubre de 2003 volvió a aparecer (una de otras tantas) y llegó a ser filmada. Tanto fue el revuelo de esa filmación que llego a manos de Javier Sierra colaborador en esa época de Crónicas Marcianas, con la que os dejo.



Hasta la próxima :)
votar

1 comentario:

Uruguayita dijo...

Interesante tu artículo, me encantó el vídeo. Hace muchos años q no voy a Canarias, desde el 91, que hice escala en las Palmas cuando venía de Uruguay, es una asignatura q tengo pendiente....me encantaría conocer todas las islas. Tengo muchas amistades en la Península que son de allá y me cuentan maravillas. Un fuerte abrazo. Uru.